Spiagge di Napoli

Dirección: Independencia 3527 – Almagro

Es una cantina de la vieja guardia italiana que conserva en sus más de 80 años de historia el ambiente familiar y bullicioso que siempre lo caracterizó. Los platos, a la vieja usanza, son bien abundantes. Si bien la cocina italiana es la reina, también aparecen en la carta algunos platos como corvina a la vasca, riñones a la valenciana y platos bien porteños. Entre lo más recomendable, se encuentran los fusilli al fierrito y los vermicelli con estofado. La relación entre la calidad de la comida y el precio es altamente favorable.

Prosciutto

Dirección: Venezuela 1212 – Monserrat

La mejor cocina italiana luce en esta casona tradicional de Motserrat reciclada. La impecable refacción hizo que Prosciutto sea reconocido por el premio internacional I.C.O.M.O.S. al mejor edificio reciclado en el rubro gastronómico. La arquitectura y decoración tipo “cantina” logran transmitir con fidelidad la influencia italiana de principios del siglo XX en los barrios del sur porteño. El restaurante cuenta con una planta baja muy luminosa y con un primer piso en el que los salones están decorados con piezas de distintos jamones. La madera ocupa un papel privilegiado en la decoración, contrastando con los detalles de hierro de las escaleras. La comida también refleja la fuerte impronta italiana: las pastas artesanales, cuya elaboración se hace a la vista del cliente, comparten cartel protagónico con las tablas de jamones. Las Fresas Africanas, con pimienta negra y helado, le dan el cierre perfecto a la comida.

La Parolaccia (Puerto Madero)

Dirección: Alicia Moreau de Justo 1052 – Puerto Madero

Este restaurante abre al mediodía y a la noche, y permanece abierto hasta después de medianoche, para las típicas cenas tardías. Por un lado encontramos las sucursales que se especializan en pastas, y sirven platos elaborados de un menú muy variado. Por el otro, “La Parolaccia del Mare” ofrece los mejores platos de pescados y mariscos, sin descuidar las pastas, su fuerte por excelencia.
Las instalaciones están ambientadas para la mejor comodidad del comensal. Reina el buen gusto en la decoración y el inmaculado en el blanco de la mantelería y los trajes de los mozos. Estos están altamente entrenados para atender todas las exigencias de los clientes y responder prontamente las preguntas y satisfacer las solicitudes de opinión. Hay máquinas muy pintorescas que conservan los vinos, posibilitando así la venta por copa, con un menú extenso con una variedad nada desdeñable.
La presentación de los platos es impecable, y la calidad de la materia prima se hace notoria en cada bocado. En cuanto a las recomendaciones, las pastas de elaboración propia están primero, aunque también se puede optar por pastas secas italianas. Y para el postre, el tiramisú es altamente recomendable.
Se destaca la relación que guarda el precio con la calidad y la atención.

La Parolaccia

Dirección: Libertador 5836 – Palermo

Este restaurante abre al mediodía y a la noche, y permanece abierto hasta después de medianoche, para las típicas cenas tardías. Por un lado encontramos las sucursales que se especializan en pastas, y sirven platos elaborados de un menú muy variado. Por el otro, “La Parolaccia del Mare” ofrece los mejores platos de pescados y mariscos, sin descuidar las pastas, su fuerte por excelencia.
Las instalaciones están ambientadas para la mejor comodidad del comensal. Reina el buen gusto en la decoración y el inmaculado en el blanco de la mantelería y los trajes de los mozos. Estos están altamente entrenados para atender todas las exigencias de los clientes y responder prontamente las preguntas y satisfacer las solicitudes de opinión. Hay máquinas muy pintorescas que conservan los vinos, posibilitando así la venta por copa, con un menú extenso con una variedad nada desdeñable.
La presentación de los platos es impecable, y la calidad de la materia prima se hace notoria en cada bocado. En cuanto a las recomendaciones, las pastas de elaboración propia están primero, aunque también se puede optar por pastas secas italianas. Y para el postre, el tiramisú es altamente recomendable.
Se destaca la relación que guarda el precio con la calidad y la atención.

Bella Italia Restaurante

Dirección: República Árabe Siria 3285 – Palermo

Ubicado en una típica casa antigua de Palermo, su interior de luces tenues, maderas y cuidados detalles genera un ambiente acogedor para el comensal. La excelencia culinaria y el trato personalizado y amable configuran un ambiente familiar muy valorado por todos los que lo visitan.
Especialidades: pizzetta de salmón y rúcula, risotto con funghi porcini, pastas caseras como los ravioles de limón con láminas de salmón. En postres: spuma de pomelo con chocolate en rama, zabaione gratinado
Para una opción más relajada y económica, opte por Bella Italia Café & Bar (muy cerca, sobre la misma calle), o bien su sucursal en Belgrano.

La Pascana

Dirección: Paraguay 5100 – Palermo

Este restaurante es de lo mejor en pizzas, pastas y empanadas de elaboración artesanal, con excelentes ingredientes. El ambiente es cálido y el servicio personalizado. La carta de postres caseros es destacable. De lunes a viernes al mediodía, hay un menú ejecutivo con precio promocional. La relación precio-calidad resulta favorable.

La Parolaccia del Mare

Dirección: Alicia Moreau de Justo 1160 – Puerto Madero

Este restaurante abre al mediodía y a la noche, y permanece abierto hasta después de medianoche, para las típicas cenas tardías. Por un lado encontramos las sucursales que se especializan en pastas, y sirven platos elaborados de un menú muy variado. Por el otro, “La Parolaccia del Mare” ofrece los mejores platos de pescados y mariscos, sin descuidar las pastas, su fuerte por excelencia.
Las instalaciones están ambientadas para la mejor comodidad del comensal. Reina el buen gusto en la decoración y el inmaculado en el blanco de la mantelería y los trajes de los mozos. Estos están altamente entrenados para atender todas las exigencias de los clientes y responder prontamente las preguntas y satisfacer las solicitudes de opinión. Hay máquinas muy pintorescas que conservan los vinos, posibilitando así la venta por copa, con un menú extenso con una variedad nada desdeñable.
La presentación de los platos es impecable, y la calidad de la materia prima se hace notoria en cada bocado. En cuanto a las recomendaciones, las pastas de elaboración propia están primero, aunque también se puede optar por pastas secas italianas. Y para el postre, el tiramisú es altamente recomendable.
Se destaca la relación que guarda el precio con la calidad y la atención.

Filo

Dirección: San Martín 975 – Retiro

Es un lugar único ubicado en el bajo porteño, cuya tradición no es muy larga, aunque su popularidad nos hace pensar que lleva tantos años en el negocio como las pizzerías más antiguas. Su ambientación y su estilo delatan el toque moderno, con sus impactantes lámparas de colores y las pinturas en las paredes. Además, en el subsuelo, hay un salón de exposiciones.
Sus especialidades son verdaderas creaciones: los menos ortodoxos pueden pedir una Alla Gianni que viene con champignon y corazones de alcaucil. También están las llamadas “pizzas blancas” que traen de todo menos salsa de tomate. Una de ellas es la extravagante Alla Patate: muzzarella, romero, aceite de oliva y finas rodajas de papa. También sirve de las mejores pastas. Entre las sugerencias más clásicas se encuentra el lomo con champiñones y la ensalada di tutto. Abre al mediodía y permanece abierto hasta las 2 de la mañana. Muchos lo eligen para tomar algo sentados en la barra, destacándose el trago Esgropino.

Albamonte

Dirección: Av. Corrientes 6735 – Chacarita

Al final de la Gran Avenida, este restaurante es de aquellos que se quedan en el tiempo, para recordar los orígenes del barrio, la sencillez de la vida cotidiana hace unas décadas.
Es un reducto simple y pequeño, para pasar un buen rato con amigos. La decoración es precaria, y muchas veces hay que esperar para sentarse. A pesar de esto, se destaca la atención pronta y cálida de los mozos.
Es un clásico restaurante que le dio su lugar a la pizza; dentro de las 14 variedades hay una que se destaca: la “Gran Albamonte”, que contiene muzzarella, jamón, huevo duro, morrones y palmitos. Los habitúes la sitúan dentro de las mejores de la ciudad. También destacan otras especialidades, como las pastas, o comidas más porteñas, como el matambre.
Los lunes permanece cerrado

Exterior del local
Exterior del local

Exterior del local
Interior del local

Bice

Dirección: Alicia Moreau de Justo 192 – Puerto Madero

Se trata de un restaurante internacional de lujo que tiene una ubicación estratégica dentro del distrito gastronómico de Puerto Madero. La sucursal porteña de este famoso restaurante de cocina italiana posee mesas al aire libre con vista privilegiada al río. Los platos son de excelente calidad y se destaca la carta de vinos por su gran variedad de opciones.