Montana Bistro

Dirección: Río de Janeiro 78 – Caballito

Una interesante propuesta en una zona alternativa a los más fashion centros gastronómicos de la ciudad como Palermo SOHO, Las Cañitas y Puerto Madero. Con una excepcional cocina gourmet y una variada cava de vinos, en la comodidad de un ambiente distendido e íntimo, Montana logra sobresalir y ser uno de los lugares de referencia del barrio a la hora de salir a comer. En su carta, donde figuran los tiempos de espera de cada plato, se destacan los rolls de masa philo rellenos de camarones, el risotto con vieyras y langostinos, y el lomo con leber y panceta crocante.

Salgado Alimentos

Dirección: Juan Ramírez de Velasco 401 – Villa Crespo

Ex Fábrica de pastas de Villa Crespo convertida en un sencillo pero muy respetable restaurante. Como muchas propiedades antiguas de la zona, fue adaptada en clave Palermo Viejo, extendiendo la mística bohemia de su vecino barrio. El lugar es simpático, con la calidez barrial, aunque con pocas mesas, debido a su uso original. Las pastas deben ser de las mejores que se pueden encontrar en Buenos Aires, y a precios muy económicos. Hay una amplia oferta de entradas italianas de primera calidad, y los postres también son muy recomendables.

Tipo Casa

Dirección: Bulnes 843 Timbre C – Almagro

Un hallazgo. Esta es la definición que mejor le calza a este lugar escondido en un PH de Almagro. La regla para entrar en contacto con esta original propuesta es tocar el timbre. Luego de atravesar un largo pasillo, una invasión de olores y colores anuncian la llegada. La cocina, abierta. Entonces sólo queda elegir algunas de las pocas mesas distribuidas en tres ambientes: el living, el salón-comedor y el patio. Los platos, elaborados por los dueños del restaurante, cambian cada dos meses. Una apuesta diferente y bien porteña.
Se recomienda reservar su mesa previamente.

Notorious

Dirección: Callao 966 – Recoleta

Una combinación ideal: buena música, platos deliciosos y buenos tragos. Este restaurante, bar y tienda de discos, brinda además la posibilidad de disfrutar de un hermoso jardín en plena ciudad.

Desde el alma

Dirección: Honduras 5298 – Palermo

Este moderno resto es de aquellos pocos que logran que el comensal se sienta como en casa. A esto se llega por la concurrencia de varios factores, como lo reducido del ambiente (50 cubiertos), la comodidad que proporcionan sus sillones y sus mesas bajas, y el criterio en cuanto a la música, a un volumen perfecto.
Abrió sus puertas en 2001, una época crítica para el país; sin embargo, superó la coyuntura del momento para imponerse como una propuesta para una cena romántica o una salida tranquila con amigos.
La carta es acotada, pero de óptima calidad. Se destacan el cordero patagónico braseado, el bife de chorizo grillado y otros platos de combinación muy original.
El lugar abre de lunes a sábados por la noche.

Casa Roca

Dirección: San Martín 579 – San Nicolás

Hoy convertido en un restaurante lujoso y exclusivo difícil de ser descubierto por un transeúnte distraído (ya que ningún cartel anuncia su actividad gastronómica), es una casa histórica que perteneció a las hijas del ex presidente Julio Argentino Roca. Mantiene el charme y el estilo de la familia que la habitó, y ofrece una carta exquisita y cuidada de cocina de autor que se propone hacer sentir al comensal como en su casa para disfrutar de una comida casera. Sin embargo, la oferta de manjares va desde una entrada de falsa langosta hasta un ragout de cordero como plato principal o el parfait de menta como postre, entre otras tentaciones del mismo nivel. La ambientación nos hace sentir en la casa de una de las grandes familias argentinas que hicieron la historia del país un siglo atrás. Todos los detalles, desde la mantelería hasta la vajilla, sin olvidar su espacio de exhibición de objetos históricos, lo vuelven un lugar único para ser visitado.
Esta casa fue inaugurada en el año 1908, y en la construcción lindera vivía el ex presidente Julio A. Roca. Cuenta la historia que la casa fue oficialmente inaugurada para la fiesta de casamiento de una de sus hijas. Es allí donde transcurre toda la vida del ex presidente como se cuenta con minuciosidad de detalles en el libro “Soy Roca”, de Félix Luna.

  border=
  border=
  border=

Tomo I

Dirección: Carlos Pellegrini 521 – San Nicolás

No hay que confundirse, Tomo I está un piso más arriba del restaurante que se ve desde la calle. Tiene acceso directo desde la calle por un ascensor vidriado, o bien a través del Hotel Panamericano.
Está considerado el mejor restaurante de la ciudad. Las hermanas Ada y Hebe Cóncaro son las responsables de la cocina. Y el menú, según ellas dicen, es una colección de sus “cosas favoritas”.

Astro Bar

Dirección: Medrano 950 – Almagro

Se trata de un original restaurante gourmet inspirado en la astrología y el esoterismo enmarcado en una ambientación acorde a la propuesta. La carta ofrece platos especiales para cada signo zodiacal pensados especialmente para “potenciar” la carga energética de sus principales características. Es un lugar especial pensado para “encontrarse” con los demás donde pueden realizarse consultas astrológicas, encargar cartas natales, experimentar con una tirada de buzios o de tarot, o bien consultar la vasta biblioteca con textos especializados en el tema.
Cuando avanza la noche, el ambiente cambia, se encienden las velas y comienza el open bar donde pueden disfrutarse de tragos astrológicos en un clima musical de electronic-dance-music.

  border=
  border=
  border=
  border=
  border=
  border=
  border=
  border=

Casa Cruz

Dirección: Uriarte 1658 – Palermo

Elegante, sobrio y moderno, es uno de los restaurantes más caros y lujosos de Buenos Aires. La ambientación es uno de sus más altos aciertos, aunque su cocina de vanguardia y sofisticada no se queda atrás. Es el preferido de las celebridades por su menú del más alto nivel.

Embrujo (Pto.Madero)

Dirección: Alicia Moreau de Justo 176 – Puerto Madero

Primer restaurante y bar temático de América Latina inspirado en la magia. Todo el lugar es una puesta en escena en sí mismo en una perfecta combinación de gastronomía, tragos y contenidos artísticos e ilusionismo, donde “el embrujo” está a cargo de los magos que realizan diariamente sus shows. Desde los nombres de los platos, la sorpresa, los colores, la decoración y el personal que se integra al público están pensados para divertirse y transportarse a un universo “mágico”.