Bandola

Dirección: Gorriti 4918 – Palermo

La bandola es un instrumento extranjero que la música argentina adoptó como propio utilizándolo en los temas más populares de tango. Bandola mas que un restaurante es un espacio de expresión cultural donde convergen elementos de la gastronomía, la música y la danza. Sus platos no sólo pueden ser degustados, sino que también pueden ser cocinados con la supervisión de expertos. La variedad de su menú permite conocer los sabores característicos de las diversas zonas desde el sur al norte de la extensa geografía del país. Entre esta variedad, se pueden recomendar los pastelitos de dulce de batata y el bife de chorizo marinado en soja con ajos confitados. Para acompañar estos sabores típicos, hay shows de folklore andino, jazz y bossa nova, y tango.

Dale perejil al toro

Dirección: Estado de Israel 4483 – Villa Crespo

Una parrillita porteña no tradicional. Ambiente cálido con mucha luz natural, colores y un patio con enredadera, apto para fumar. A la parrilla clásica argentina se la combina con la presentación de cortes y achuras de carnes silvestres –yacaré, ciervo, jabalí, criadilla y riñones de cordero, todos a la parrilla-. El menú tiene además muy buenas entradas, pastas caseras, guarniciones clásicas y no tanto, parrilladas de vegetales, platos de cocina porteña y postres caseros. La carta de vinos es amplia y variada.

  border=
  border=

Boedo Antiguo

Dirección: José Mármol 1692 – Boedo

La buena comida y la música en vivo son el plato fuerte de este restaurante de Boedo. En un rincón de la ciudad que se sale de los acostumbrados circuitos gastronómicos, Boedo Antiguo logra interpretar y transmitir con fidelidad la esencia del barrio. Cada detalle de decoración es minuciosamente analizado e implementado teniendo en cuenta la armonía del conjunto. Cortinas de esterilla, cielorraso estrellado, fotografías familiares, dibujos de exponentes de la cultura popular argentina, cortinas blancas, paredes de ladrillos a la vista y vajilla casera son algunos de estos componentes que dan marco a un clima hogareño y muy acogedor. La cena es amenizada por placenteros repertorios musicales de diversos géneros (tango, bolero, jazz, blues, bossa nova, folclore, música popular), pero sostenidos en un volumen tal que no perturba las conversaciones en las mesas. Todos los viernes y sábados la velada se engalana con prestigiosos espectáculos musicales en vivo. El lugar también está pensado como un espacio consagrado al arte a través de la exhibición de obras de diferentes artistas.

La fachada del restaurante, una invitación al placer.
La fachada del restaurante, una invitación al placer.

La fachada del restaurante, una invitación al placer.
La fachada del restaurante, una invitación al placer.
Otro rincón del patio.

La fachada del restaurante, una invitación al placer.
Un patio como los de antes, con fuente incluida.

Café San Juan

Dirección: Av. San Juan 450 – San Telmo

Leandro Cristóbal es el jefe de la cocina, que nos ofrece un típico repertorio de la cocina porteña casera, sumado a algunas propuestas de fusión. El lugar es sencillo, para 40 personas, en un ambiente cálido y familiar, con el tradicional barullo de las cantinas de barrio. Las mesas son chiquitas y no hay gran separación entre ellas. Debido a la gran concurrencia, conviene hacer una reserva para el fin de semana o llegar bien temprano. La carta es cambiante, pero suelen mantenerse platos como el salmón rosado y los mejillones. Las cazuelas y tortillas son muy recomendables. Los precios son bastante accesibles. También Café San Juan es, como su nombre lo indica, un café, que ofrece importantes desayunos y meriendas.

La Cholita

Dirección: Rodríguez Peña 1165 – Recoleta

En Recoleta, este restaurante es una opción si lo que desea es probar comida regional, aunque también la parrilla es de lo más interesante del menú. El ambiente es informal y acogedor. El juntadito de vegetales a las brasas, el matambre tiernizado de cerdo y la polenta a las brasas son algunas de las especialidades.

Don Julio

Dirección: Guatemala (esquina Gurruchaga) 4691 – Palermo

Esta parrilla tiene la particularidad de funcionar en la primera casa de dos plantas de Palermo. El lugar es rústico, como debe ser la auténtica parrilla criolla. Las carnes de Don Julio es famosa por ser servida en su punto, y las porciones son bien abundantes y deliciosas. La atención no presenta fisuras y los precios son acordes. Sin dudas, muy recomendable.

Desde el alma

Dirección: Honduras 5298 – Palermo

Este moderno resto es de aquellos pocos que logran que el comensal se sienta como en casa. A esto se llega por la concurrencia de varios factores, como lo reducido del ambiente (50 cubiertos), la comodidad que proporcionan sus sillones y sus mesas bajas, y el criterio en cuanto a la música, a un volumen perfecto.
Abrió sus puertas en 2001, una época crítica para el país; sin embargo, superó la coyuntura del momento para imponerse como una propuesta para una cena romántica o una salida tranquila con amigos.
La carta es acotada, pero de óptima calidad. Se destacan el cordero patagónico braseado, el bife de chorizo grillado y otros platos de combinación muy original.
El lugar abre de lunes a sábados por la noche.

Mítico Sur

Dirección: Pasaje San Lorenzo 389 – San Telmo

Para quienes buscan encontrar un atisbo de la Patagonia en Buenos Aires, Mítico Sur propone experiencias únicas y singulares en un lugar no menos pintoresco. Está ambientado en una casona histórica de 105 años cuyo espíritu colonial perdura en sus terminaciones y detalles decorativos de típico estilo sureño. Se encuentra ubicado en el corazón del Barrio de San Telmo y ofrece la posibilidad de interactuar con los conceptos tradicionales o folklóricos al igual que con los culturales y artísticos de la Patagonia Argentina.
Está abierto todo el día, con opciones de desayunos y meriendas, además de las tradicionales comidas. Entre sus alternativas, Mítico sur invita a degustar exquisitas tablas de fiambres, conservas y quesos patagónicos al igual que, su especialidad, las tablas de ahumados autóctonos con cervezas artesanales. Igualmente, es una posibilidad de un encuentro con los finos platos regionales siempre acompañados por vinos de las selectas bodegas del Sur Argentino. Durante las mañanas y las tardes se ofrecen desayunos o meriendas con las clásicas variedades de té patagónico con tortas negras galesas, tortas caseras o bien exquisitos dulces regionales en pan de campo. Todo se encuentra dentro de un marco de refinada elaboración artesanal en cada una de sus propuestas gastronómicas.
Ciertos días de la semana, durante la cena, la artista Inés Sarmenti realiza sus pinturas en vivo, incentivando la curiosidad sobre todo del público extranjero:: glaciares, lagos, montañas, y paisajes verdes y ocres conforman la especialidad de esta maravillosa artista argentina.

Casa Roca

Dirección: San Martín 579 – San Nicolás

Hoy convertido en un restaurante lujoso y exclusivo difícil de ser descubierto por un transeúnte distraído (ya que ningún cartel anuncia su actividad gastronómica), es una casa histórica que perteneció a las hijas del ex presidente Julio Argentino Roca. Mantiene el charme y el estilo de la familia que la habitó, y ofrece una carta exquisita y cuidada de cocina de autor que se propone hacer sentir al comensal como en su casa para disfrutar de una comida casera. Sin embargo, la oferta de manjares va desde una entrada de falsa langosta hasta un ragout de cordero como plato principal o el parfait de menta como postre, entre otras tentaciones del mismo nivel. La ambientación nos hace sentir en la casa de una de las grandes familias argentinas que hicieron la historia del país un siglo atrás. Todos los detalles, desde la mantelería hasta la vajilla, sin olvidar su espacio de exhibición de objetos históricos, lo vuelven un lugar único para ser visitado.
Esta casa fue inaugurada en el año 1908, y en la construcción lindera vivía el ex presidente Julio A. Roca. Cuenta la historia que la casa fue oficialmente inaugurada para la fiesta de casamiento de una de sus hijas. Es allí donde transcurre toda la vida del ex presidente como se cuenta con minuciosidad de detalles en el libro “Soy Roca”, de Félix Luna.

  border=
  border=
  border=

El Desnivel

Dirección: Defensa 855 – San Telmo

Esta particular parrilla se encuentra ubicada en el tradicional barrio porteño de San Telmo donde la presencia de Carlos Gardel aún se puede sentir. El menú está pintado en las paredes con fileteados y la decoración lo llevará a tiempos pasados mientras disfruta las delicias que provienen de su parrilla.

  border=