El Palacio de la Papa Frita

Dirección: Lavalle 735 – San Nicolás

La papá soufflé de este restaurante no se consigue en ningún otro lado. El método de preparación es un misterio, por lo cual sólo queda visitar el lugar y saborear el plato de papas, para acompañar a milanesas, supremas y bife a caballo. El restaurante tiene nada menos que 40 años de trayectoria y cuenta con otras tres sucursales (dos en el centro y otra en Barrio Norte). Los menús son muy variados y no muy caros.

La Americana

Dirección: Callao 83 – San Nicolás

“La Reina de las empanadas”. Así le dicen a esta antigua pizzería que primeramente comercializaba este tradicional producto argentino, para luego expandir su oferta gastronómica. La Americana se distingue por ser una pizzería “como las de antes”. Nacido en 1935, desde comienzos se convirtió en una de las predilectas del paladar porteño, en virtud de la atención y la calidad de la comida.

À Manger

Dirección: Charcas 4001 – Palermo

Mucha variedad es lo que encontrará en este restaurante de Palermo, desde especialidades caseras como quesos saborizados, tapeos, escabeches y platos de Medio Oriente hasta carnes frías, picadas y woks. La carta de vinos también es prometedora. Un lugar para todos los gustos.

La Cholita

Dirección: Rodríguez Peña 1165 – Recoleta

En Recoleta, este restaurante es una opción si lo que desea es probar comida regional, aunque también la parrilla es de lo más interesante del menú. El ambiente es informal y acogedor. El juntadito de vegetales a las brasas, el matambre tiernizado de cerdo y la polenta a las brasas son algunas de las especialidades.

Kanpai

Dirección: Chile 518 – San Telmo

Con una ambientación juvenil y moderna, como música dinámica y videos musicales proyectados en una pantalla, este restaurante japonés de la zana de San Telmo no descuida detalles de su cultura. El sushi es muy bueno pero la carta de tragos no se queda atrás. La atención es buena.

Don Julio

Dirección: Guatemala (esquina Gurruchaga) 4691 – Palermo

Esta parrilla tiene la particularidad de funcionar en la primera casa de dos plantas de Palermo. El lugar es rústico, como debe ser la auténtica parrilla criolla. Las carnes de Don Julio es famosa por ser servida en su punto, y las porciones son bien abundantes y deliciosas. La atención no presenta fisuras y los precios son acordes. Sin dudas, muy recomendable.

Jangada

Dirección: Bonpland 1670 – Palermo

Este restaurante nos permite deleitarnos con los mejores pescados de río, como si estuviéramos a orillas del Paraná, pero al alcance de la mano en pleno Palermo Hollywood. La propuesta no es suntuosa y se aleja de las tendencias fashion de la zona y pone énfasis en la calidad del producto. Desde su nombre, Jangada (que significa “balsa de troncos) hasta la decoración, comunican su ligazón a la esencia del río. El pacú a las brasas, el surubí y el dorado son los platos más pedidos.

Vicente

Dirección: Pedro I. Rivera 3801 (y Naón) – Coghlan

Es un típico restaurante de barrio ubicado en una esquina muy pintoresca a una cuadra de la Estación Coghlan (la misma que inspiró el genial cuento de Mempo Giardinelli del mismo nombre y muchos otros cuya trama transcurre en ese barrio del cual el escritor chaqueño es amante). La afectuosa atención de los mozos y la calidad de las pastas y carnes le harán pasar un buen momento.

La Prometida

Dirección: Delgado 1189 – Colegiales

En Colegiales se encuentra este audaz restaurante que sorprende con la denominada “cocina de los pueblos”. Platos que remiten a distintos orígenes étnicos se combinan con una escenografía encantadora. La cocina abierta, juegos de platos que en cada mesa son diferentes, una mesada llena de revistas de cine, diseño y cultura, una canasta de huevos, barriles de madera. Cada detalle reviste una gracia particular. Más allá de los platos principales, el menú de tapas es de lo más codiciado por la clientela del restaurante.

Bar Guevar

Dirección: Jorge Newbery 3902 – Chacarita

Un espacio único con vista arbolada, comida casera, ambiente agradable, cordial atención y aire acondicionado para encontrar un rato de tranquilidad durante el día.
Abierto de lunes a viernes de 9 a 19 y los sábados de 9 a 16.