Bar del Hotel Alvear

Dirección: Av Alvear 1891 – Recoleta

Este bar es el lobby del Hotel Alvear, uno de los sitios más distinguidos de la ciudad, un hotel de cinco estrellas ubicado en pleno centro de la Recoleta. Es de una gran belleza arquitectónica, construido al estilo de los Hoteles Ritz de afrancesamiento del siglo XVIII. Son imperdibles los brunchs de los domingos al mediodia, para muchos, el mejor de la ciudad. Se destacan sus mesas redondas de mármol en un marco de suntuosidad que han disfrutado grandes personalidades del mundo: desde el Príncipe de Gales a Arthur Miller, desde Joan Manuel Serrat a Kenzo, de los Reyes de España a Sharon Stone, entre tantos otros.

Puerta del hotel donde se encuentra el bar
Puerta del hotel donde se encuentra el bar

Puerta del hotel donde se encuentra el bar
Interior del bar

El C.O.D.O

Dirección: Guardia Vieja 4085 – Almagro

Ícono de los noventa, el C.O.D.O. se renueva para seguir en la cresta de la ola llamada modernidad. Objetos perdidos, primavera constante, en el C.O.D.O se puede venir a cenar, o simplemente podes venir a tomar un trago con amigos o festejar tu cumpleaños.

American Bar

Dirección: Av Roque Saenz Peña 632 – San Nicolás

Inaugurado en 1930, guarda el encanto y el estilo de su decoración de origen. Un puerta impactante de madera con sus detalles en bronce y los dorados grabados de sus vidrios es la vía de acceso a este bar lleno de detalles. Se destacan la barra de maderas con bronce, cubierta por una tapa de grantio negro, la exquisitez de su boiserie, los óleos en sus paredes que registran momentos y postales porteñas, y las tres arañas con enormes globos de cristal.
Uno de esos reductos que nos remontan a través de sus detalles intactos de calidez y glamour a un típico bar porteño.
Un diploma se destaca en sus paredes, haciendo gala de ser una lugar destacado en la memoria ciudadana.

Bar 36 Billares

Dirección: Av de Mayo 1265 / 71 – Monserrat

Uno de los bares notables de la ciudad que debe su nombre a esa costumbre porteña de jugar al billar. Cuenta con muchas salas en la planta baja semiocultas detrás del bar a través de una mampara de madera que separa el sector de las mesas de billar. Fue inaugurado en 1894 y en su interior se caracateriza por las típica mesas de antiguo café porteño, el pisos granítico rojo y una boiserie decorada con imporantes racimos de uvas. La entrada al subsuelo indica en su cartel 3 bandas, libre, cuadro, casí, sooker el paso al otro sector de mesas de billar. Y podemos decir que todo el lugar está organizado a fin de resgardar la privacidad de los jugadores a través de sectores claramente dividios entre bar y el lugar de juego.
Allí, entre en ruido de las bolas chocando entres sí, el aroma humeante del café, y el misterio, podemos encontrar un sinfín de personajes que constituyen la historia viva de Buenos Aires.
Fue inaugurado en 1894, y guarda sus características originales de un frente de granito rojo con tres faroles que iluminan su entrada.
Algunas noches suelen presentarse distintos músicos populares especialmente del tango.
En cuanto al consumo, es típico el café por la mañana, y por las tardes y las noches especialmente en la época de verano, se recomiendan las picadas acompañadas de una buena cerveza.

  border=
  border=
  border=
  border=

  border=
Los 36 Billares

  border=

Bar 12 de Octubre

Dirección: Bulnes 331 – Almagro

Nació como almacén en 1930 y siempre mantuvo este nombre. Pero popularmente se lo conoce como el bar de Roberto, su dueño, quien hace de este lugarcito una casa abierta para los amigos. Tiene la calidez de su anfitrión en sus formas y sus rituales. Su pasión por la literatura es visible en una biblioteca con libros a la mano para todos aquellos que deseen detener el tiempo en la lectura de una poesía. También guarda viejas botellas de bebidas añejas que acumularon tanto polvo como leyendas de los viejos parroquianos que paraban a tomarse una ginebra en su camino hacia al mercado del abasto. Por las tardes, los amigos del barrio se trenzan en una partida de cartas. Y entre el jueves y el domingo las noches reviven la bohemia de antaño con la gente joven que llega buscando la verdad más genuina del tango. Alli viejos cantores cantan a capella algunos clásicos y esas perlitas de tangos olvidados que son coreadas y celebradas por el público asistente. Un lugar genuino donde la simpleza bien porteña celebra un ritual en su ceremonia de encuentro.

La Esquina de Anibal Troilo

Dirección: Paraguay 1500 – Recoleta

Cuenta la leyenda que este bar fue fuente de inspiración de varios tangos del genial Aníbal Troilo, ya que aquí pasaba largas horas, ensayando borradores de partituras. De allí que esta equina lo recuerda llevando su nombre.
De lunes a viernes funciona como un típico bar porteño y los viernes y los sábados por la noche se transforma en un restaurante que ofrece un espectáculo de tango de nivel internacional.
El lugar está decorado con fotos del gran bandoneonista, objetos que lo recuerdan, sus manuscritos, y algunas partituras de sus tangos.

  border=
  border=