Bouchon

Dirección: Tucumán 400 – San Nicolás

El restó, emparentado con La Petanque Brasserie, revive en pleno microcentro el romanticismo francés. Miles de ojos de famosos galos observan desde las fotografías que recubren sus paredes, y lo tientan al visitante a perderse entre las inscripciones que las rodean. La chef Vanessa Plaza asombra a los concurrentes con sus delicias. Fondue bourguignonne, lomo Café de París, mejillones en salsa de azafrán y mostaza de Dijon como platos principales; y profiteroles, marquise de chocolate, o tarta Tatin como postres, son algunas de las opciones que hacen pensar en por qué Edith Piaf entona La vie en rose.

Brasserie Petanque

Dirección: Defensa 596 – Monserrat

Brasserie Petanque como toda brasserie es un lugar espacioso en el cual el rumor de unas cuantas voces humanas rellena el silencio del ambiente. Su menú responde a la comida tradicional francesa con platos deliciosos como Emincés de magret a la naranja o Entrecôte grillé con echalotes y verdes. Brasserie en francés significa fábrica de cerveza, por lo que se justifica la gran variedad de tipos de cervezas que ofrece el lugar. A la anterior oferta se le suma una carta muy completa de exquisitos vinos haciendo de este lugar una irresistible morada para el buen bebedor.

Bandola

Dirección: Gorriti 4918 – Palermo

La bandola es un instrumento extranjero que la música argentina adoptó como propio utilizándolo en los temas más populares de tango. Bandola mas que un restaurante es un espacio de expresión cultural donde convergen elementos de la gastronomía, la música y la danza. Sus platos no sólo pueden ser degustados, sino que también pueden ser cocinados con la supervisión de expertos. La variedad de su menú permite conocer los sabores característicos de las diversas zonas desde el sur al norte de la extensa geografía del país. Entre esta variedad, se pueden recomendar los pastelitos de dulce de batata y el bife de chorizo marinado en soja con ajos confitados. Para acompañar estos sabores típicos, hay shows de folklore andino, jazz y bossa nova, y tango.

Contigo Perú

Dirección: Echeverría 1627 – Belgrano

Contigo Perú es la expresión genuina de la tradición peruana. El lugar es simple y austero, pero la comida es exquisita. Ideal para ir con amigos. Se puede empezar con un Pisco Sour y una jalea o ceviche mixto como entrada. Como plato principal, un buen lomo saltado, arroz con mariscos o ajó de gallina son excelentes opciones. La bebida puede ser la clásica Inka Cola, las cerveza Pilsen Callao o la Cusqueña. De postre: una mazamorra morada o un suspiro limeño. Precios muy económicos y gran atención.

Primavera Trujillana

Dirección: Franklin D. Roosevelt 1627 – Belgrano

Uno podría pasar por la puerta de este restaurante sin siquiera advertirlo. Pero esa indiferencia se acaba a la oportunidad que se le da. La buena atención y la calidad gastronómica, más allá de los inmejorables precios, enseguida lo conquistarán y querrá volver más de una vez. Los pescados y mariscos son lo principal de la carta, preparados con distintos ingredientes típicos de Perú. El ceviche y el chupe de camarones son algunas de las opciones. Al mediodía, se sirven menús supereconómicos, especiales para estudiantes.

Todos contentos

Dirección: Arribeños 2177 – Belgrano

Hay una regla que nadie cuestiona según la cual un restaurante es bueno cuando al pasar se lo encuentra siempre lleno. Y eso es algo que no se le puede discutir a Todos Contentos. Como tampoco la calidad y cantidad de sus platos. Para la entrada, se recomiendan los infaltables arrolladitos primavera (empanadas chinas). Para plato principal se encuentran el chaw fan, el chaw mien y el clásico chop suey, para condimentar con la salsa de soja o la agridulce. También hay muchos otros platos más elaborados. El lugar es muy agradable, si bien un poco ruidoso. La decoración es austera, con adornos vinculados a la cultura china. El restaurante cuenta con dos salones con muchas mesas, no muy separadas. No hay que preocuparse por el volumen de voz: Todos Contentos es ideal para un almuerzo o cena entre amigos, sin inhibiciones. Por último, hay que destacar los precios superaccesibles, y la atención rápida y eficiente.

Capisci

Dirección: Vuelta de Obligado 2072 – Belgrano

Capisci es un restaurante amplio con una ubicación de privilegio: se encuentra en la Recova de Belgrano al costado de la Catedral, frente a la plaza que se convierte en feria los fines de semana. El antiguo edificio de ladrillos restaurado genera un ambiente único, en especial en la zona de la recova, con el piso de adoquines. La comida es variada. Hay desde pizzas hasta platos elaborados en base a pastas, carnes y pescados.

Parrillón de Juan Lacaze

Dirección: Salta 490 – Monserrat

Ubicado en la esquina de Salta y Venezuela, donde antaño residía la Vinería de Monserrat, el Parrillón de Juan Lacaze se viste de bodegón. Con el antiguo mobiliario reciclado, lámparas colgantes de metal, barriles decorativos y botellones coloridos, el ambiente tiene aire más histórico que rústico. Si bien la especialidad del lugar es la parrilla, la Chef a cargo, Blanca Corrales, hace un excelente trabajo y tanto las pastas caseras como las pamplonas y los chotos son muy sabrosos.

Boedo Antiguo

Dirección: José Mármol 1692 – Boedo

La buena comida y la música en vivo son el plato fuerte de este restaurante de Boedo. En un rincón de la ciudad que se sale de los acostumbrados circuitos gastronómicos, Boedo Antiguo logra interpretar y transmitir con fidelidad la esencia del barrio. Cada detalle de decoración es minuciosamente analizado e implementado teniendo en cuenta la armonía del conjunto. Cortinas de esterilla, cielorraso estrellado, fotografías familiares, dibujos de exponentes de la cultura popular argentina, cortinas blancas, paredes de ladrillos a la vista y vajilla casera son algunos de estos componentes que dan marco a un clima hogareño y muy acogedor. La cena es amenizada por placenteros repertorios musicales de diversos géneros (tango, bolero, jazz, blues, bossa nova, folclore, música popular), pero sostenidos en un volumen tal que no perturba las conversaciones en las mesas. Todos los viernes y sábados la velada se engalana con prestigiosos espectáculos musicales en vivo. El lugar también está pensado como un espacio consagrado al arte a través de la exhibición de obras de diferentes artistas.

La fachada del restaurante, una invitación al placer.
La fachada del restaurante, una invitación al placer.

La fachada del restaurante, una invitación al placer.
La fachada del restaurante, una invitación al placer.
Otro rincón del patio.

La fachada del restaurante, una invitación al placer.
Un patio como los de antes, con fuente incluida.

Casal de Catalunya

Dirección: Chacabuco 863 – San Telmo

Este restaurante para 120 personas funciona en el club catalán, un lugar de culto para los amantes de la cultura. Está ubicado en San Telmo, pero la arquitectura de las instalaciones lo trasladan a uno a la Barcelona de Gaudí y Miró. No debe sorprender el éxito de este restaurante, ya que a la excelente gastronomía se suma el hecho de que la capital catalana es el lugar predilecto de los argentinos en Europa, por lo que El Casal goza de una buena clientela. Un rico vino y un tapeo de entrada es la mejor manera de entrar en calor. Pero atención: a no hartarse, ya que las porciones de los platos principales son abundantes. Los pescados son de lo mejor que se puede conseguir en Buenos Aires.