Brasserie Petanque

Dirección: Defensa 596 – Monserrat

Brasserie Petanque como toda brasserie es un lugar espacioso en el cual el rumor de unas cuantas voces humanas rellena el silencio del ambiente. Su menú responde a la comida tradicional francesa con platos deliciosos como Emincés de magret a la naranja o Entrecôte grillé con echalotes y verdes. Brasserie en francés significa fábrica de cerveza, por lo que se justifica la gran variedad de tipos de cervezas que ofrece el lugar. A la anterior oferta se le suma una carta muy completa de exquisitos vinos haciendo de este lugar una irresistible morada para el buen bebedor.

Bouchon

Dirección: Tucumán 400 – San Nicolás

El restó, emparentado con La Petanque Brasserie, revive en pleno microcentro el romanticismo francés. Miles de ojos de famosos galos observan desde las fotografías que recubren sus paredes, y lo tientan al visitante a perderse entre las inscripciones que las rodean. La chef Vanessa Plaza asombra a los concurrentes con sus delicias. Fondue bourguignonne, lomo Café de París, mejillones en salsa de azafrán y mostaza de Dijon como platos principales; y profiteroles, marquise de chocolate, o tarta Tatin como postres, son algunas de las opciones que hacen pensar en por qué Edith Piaf entona La vie en rose.

Parrillón de Juan Lacaze

Dirección: Salta 490 – Monserrat

Ubicado en la esquina de Salta y Venezuela, donde antaño residía la Vinería de Monserrat, el Parrillón de Juan Lacaze se viste de bodegón. Con el antiguo mobiliario reciclado, lámparas colgantes de metal, barriles decorativos y botellones coloridos, el ambiente tiene aire más histórico que rústico. Si bien la especialidad del lugar es la parrilla, la Chef a cargo, Blanca Corrales, hace un excelente trabajo y tanto las pastas caseras como las pamplonas y los chotos son muy sabrosos.

Capisci

Dirección: Vuelta de Obligado 2072 – Belgrano

Capisci es un restaurante amplio con una ubicación de privilegio: se encuentra en la Recova de Belgrano al costado de la Catedral, frente a la plaza que se convierte en feria los fines de semana. El antiguo edificio de ladrillos restaurado genera un ambiente único, en especial en la zona de la recova, con el piso de adoquines. La comida es variada. Hay desde pizzas hasta platos elaborados en base a pastas, carnes y pescados.

Todos contentos

Dirección: Arribeños 2177 – Belgrano

Hay una regla que nadie cuestiona según la cual un restaurante es bueno cuando al pasar se lo encuentra siempre lleno. Y eso es algo que no se le puede discutir a Todos Contentos. Como tampoco la calidad y cantidad de sus platos. Para la entrada, se recomiendan los infaltables arrolladitos primavera (empanadas chinas). Para plato principal se encuentran el chaw fan, el chaw mien y el clásico chop suey, para condimentar con la salsa de soja o la agridulce. También hay muchos otros platos más elaborados. El lugar es muy agradable, si bien un poco ruidoso. La decoración es austera, con adornos vinculados a la cultura china. El restaurante cuenta con dos salones con muchas mesas, no muy separadas. No hay que preocuparse por el volumen de voz: Todos Contentos es ideal para un almuerzo o cena entre amigos, sin inhibiciones. Por último, hay que destacar los precios superaccesibles, y la atención rápida y eficiente.

Primavera Trujillana

Dirección: Franklin D. Roosevelt 1627 – Belgrano

Uno podría pasar por la puerta de este restaurante sin siquiera advertirlo. Pero esa indiferencia se acaba a la oportunidad que se le da. La buena atención y la calidad gastronómica, más allá de los inmejorables precios, enseguida lo conquistarán y querrá volver más de una vez. Los pescados y mariscos son lo principal de la carta, preparados con distintos ingredientes típicos de Perú. El ceviche y el chupe de camarones son algunas de las opciones. Al mediodía, se sirven menús supereconómicos, especiales para estudiantes.

Contigo Perú

Dirección: Echeverría 1627 – Belgrano

Contigo Perú es la expresión genuina de la tradición peruana. El lugar es simple y austero, pero la comida es exquisita. Ideal para ir con amigos. Se puede empezar con un Pisco Sour y una jalea o ceviche mixto como entrada. Como plato principal, un buen lomo saltado, arroz con mariscos o ajó de gallina son excelentes opciones. La bebida puede ser la clásica Inka Cola, las cerveza Pilsen Callao o la Cusqueña. De postre: una mazamorra morada o un suspiro limeño. Precios muy económicos y gran atención.

Prosciutto

Dirección: Venezuela 1212 – Monserrat

La mejor cocina italiana luce en esta casona tradicional de Motserrat reciclada. La impecable refacción hizo que Prosciutto sea reconocido por el premio internacional I.C.O.M.O.S. al mejor edificio reciclado en el rubro gastronómico. La arquitectura y decoración tipo “cantina” logran transmitir con fidelidad la influencia italiana de principios del siglo XX en los barrios del sur porteño. El restaurante cuenta con una planta baja muy luminosa y con un primer piso en el que los salones están decorados con piezas de distintos jamones. La madera ocupa un papel privilegiado en la decoración, contrastando con los detalles de hierro de las escaleras. La comida también refleja la fuerte impronta italiana: las pastas artesanales, cuya elaboración se hace a la vista del cliente, comparten cartel protagónico con las tablas de jamones. Las Fresas Africanas, con pimienta negra y helado, le dan el cierre perfecto a la comida.

Salgado Alimentos

Dirección: Juan Ramírez de Velasco 401 – Villa Crespo

Ex Fábrica de pastas de Villa Crespo convertida en un sencillo pero muy respetable restaurante. Como muchas propiedades antiguas de la zona, fue adaptada en clave Palermo Viejo, extendiendo la mística bohemia de su vecino barrio. El lugar es simpático, con la calidez barrial, aunque con pocas mesas, debido a su uso original. Las pastas deben ser de las mejores que se pueden encontrar en Buenos Aires, y a precios muy económicos. Hay una amplia oferta de entradas italianas de primera calidad, y los postres también son muy recomendables.

Montana Bistro

Dirección: Río de Janeiro 78 – Caballito

Una interesante propuesta en una zona alternativa a los más fashion centros gastronómicos de la ciudad como Palermo SOHO, Las Cañitas y Puerto Madero. Con una excepcional cocina gourmet y una variada cava de vinos, en la comodidad de un ambiente distendido e íntimo, Montana logra sobresalir y ser uno de los lugares de referencia del barrio a la hora de salir a comer. En su carta, donde figuran los tiempos de espera de cada plato, se destacan los rolls de masa philo rellenos de camarones, el risotto con vieyras y langostinos, y el lomo con leber y panceta crocante.